La lista de tus sueños: un ejercicio que cambiará la manera de ver tu rutina

Imagina una vida a la que consideres casi perfecta, donde la felicidad pese más que las amarguras y sientas que tienes todo lo que necesitas. Sería genial, ¿verdad? Pero si, tanto vos como yo no creemos que todo sea color de rosas porque la vida no se trata sólo de eso: todo lo que nos sucede, tanto bueno como malo, es un aprendizaje para poder crecer día a día.

La lista de tus sueños

Te propongo algo muy sencillo: toma un papel, una lapicera y haz una lista de 10 cosas que quieras hacer a lo largo de tu vida. Recuerda que todos somos distintos y por lo tanto las listas van a ser exclusivamente personales. Tus sueños, las cosas que quieres hacer, todo eso que engloba el “algún día quiero…” ponlo en la lista. Mientras más detalles coloques en cada uno de los ítems es mejor (y mucho más emocionante).

Ahora bien, una vez que la completes, agarra otro papel y haz otra lista. Coloca en ella 10 cosas que hayas hecho el día de hoy. Puedes poner lo que has hecho en el desayuno, en el trabajo, estudios, lo que sea. Sólo detalla 10 cosas que hayas hecho.

Agarra ambas listas, y léelas con atención. ¿Listo? Te voy a explicar porque te he propuesto esto:

Si ves con detenimiento la primer lista, puedes observar que son cosas que a uno le motivan –y ojo, cualquier tipo de sueño, así sea descabellado, es válido-.

En la segunda lista estoy completamente seguro de que muchos de los ítems no tendrán relación con la primera. Y es más probable aún que esa lista esté plagada de rutinas (situaciones que vivimos diariamente).

¿Que sean rutinas diarias es malo? No, en absoluto. Lo que hay sí que mirar con detenimiento es si lo que estamos haciendo en nuestro día a día nos acerca un poquito a cumplir los sueños de la primer lista. Recuerda que los sueños no se cumplen de la noche a la mañana, todo es una serie de sucesos que nos pueden llevar a lo que queremos.

Con trabajo y perseverancia podemos lograr lo que queremos, y es muy importante que entendamos que nuestra rutina es determinante de aquello.

Hay situaciones que no podemos cambiar, como el hecho de tener que trabajar para poder vivir. Pero hay hechos que están ligados unos a otros: trabajar para pagar las tarjetas de crédito (y cuando vemos el resumen mensual, solemos sorprendernos con el total a pagar y lo atados que estamos al sistema financiero).

Imagínate que esas deudas no existieran. Tendrías más dinero extra que tal vez, y por qué no, podrían acercarte a alguno de los sueños de la primer lista (como conocer algún país en particular, comenzar a estudiar aquello que tanto anhelas y no te puedes permitir hacerlo, o lo que tú quieras).

Todo es consecuencia de todo. Las relaciones que podemos encontrar entre una lista y otra son muchísimas si observamos con detalle. Lo importante aquí es poder identificarlas y ver qué podemos cambiar en nuestro día a día para que esas rutinas se conviertan en caminos presentes hacia nuestros sueños.

Todos los meses dedico un día a hacer esas listas. Vuelvo a hacer ambas porque mis sueños pueden variar, o los puedo cumplir. Lo que sí, presto atención a la segunda lista, para ver cómo estoy acercándome en mis días a mis metas soñadas. No soy perfecto, y por ende suelo fallar como todo el mundo.

No se trata de ser estrictos, simplemente tomando conciencia de esto podemos tomar las riendas de nuestra vida de otra manera.

 

 

El minimalismo como estilo de vida puede abrirte muchas puertas a la primera lista. A mí, este modo de vida me ha dado tiempo para dedicarme a hacer lo que realmente quiero (como abrir un blog), me ha dado la posibilidad de vivir sin deudas y tranquilo, de moverme como quiera y en total libertad, a conocer el mundo a mi manera, y de poder acercarme todos los días un poquito a los sueños más descabellados que se me pasan por la mente.

Te invito a realizar este pequeño ejercicio y contame en los comentarios que te parece la idea. Si tienes alguna acotación o algo que quieras proponer además de las listas, todo es bienvenido 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *