Ordena y simplifica tu vida digital en 6 simples pasos

El mundo está en constante cambio, todo se mueve muy rápido y una de esas evoluciones es el crecimiento de la tecnología digital. Nuestras vidas han sido direccionadas por las nuevas maneras de relacionarnos, y así como esto representa un cambio importantísimo en nuestra vida cotidiana, también lo es mantener un orden en ello para no entrar en caos.

Mi trabajo diario está ligado a la informática. Soy Licenciado en Telecomunicaciones y me desempeño laboralmente en una empresa estatal en Argentina. Estar todo el día conectado con el mundo digital, me ha enseñado a organizarme de otra manera.

He descubierto que aplicar el minimalismo a la vida digital es una manera muy eficaz de combatir el estrés que se genera por el exceso de información.

Es por ello que les voy a enumerar una lista con los tips que me han funcionado en mi vida diaria para lograr un equilibro entre mi vida personal y la información digital.

 

  1. Deshazte de los dispositivos que ya no utilizas

 

Comencemos con los objetos que almacenan algún tipo de información: ¿Cuántas personas tienen un Smartphone guardado en algún rincón del hogar? ¿O una computadora vieja? ¿Y porque no, cámaras que ya no utilicen?

La tecnología avanza y solemos crear cementerios tecnológicos en nuestros hogares.

Deshacerse de las cosas que ya no le demos uso es el mejor antídoto para ganar espacio, tiempo (no tendremos que preocuparnos por limpiar u ordenar lo viejo) y por supuesto, un hogar más armonioso.

Los objetos tecnológicos en desuso se pueden vender como usados, regalar, o simplemente tirar. Si tienes dudas sobre querer eliminarlo de tus pertenencias, pregúntate para que lo estas guardando y si realmente está aportando algo en tu vida.

Las cosas materiales tienen un ciclo, aferrarnos eternamente a ellas creando un vínculo vicioso puede llevarnos a acumular objetos sin sentido, obstruyendo el lugar a cosas que realmente nos aporten un valor positivo. Es por ello que antes de organizar nuestra vida digital, simplifiquemos la cantidad de dispositivos que la crean.

 

  1. Ordena tu información en la computadora

 

Muchas personas suelen tener un escritorio en Windows o Mac repletos de carpetas, archivos de todo tipo, sin un orden determinado. Y ni hablar de la carpeta de Documentos que suele ser un caos.

Esto nos quita tiempo de búsqueda, nos suma estrés por no saber dónde dejamos las cosas y una alta contaminación visual. También es un riesgo inminente ya que muchas veces esa falta de orden también afecta la manera de resguardo de nuestra información.

Les recomiendo que el escritorio tenga una imagen de fondo armoniosa (varía en gusto de cada uno) y esté completamente libre de archivos y carpetas.

El orden de los archivos es importante, por eso crear carpetas con nombres acordes a la información es muy importante para mantener un equilibrio.

Evitar archivos sueltos en la carpeta donde se almacenan documentos. Lo mejor es guardarlos en carpetas donde cada título defina lo que almacenaremos allí.

 

  1. Organización de correos electrónicos

 

Las bandejas de correos electrónicos suelen ser un caos, y si estas están sincronizadas con nuestros dispositivos móviles el asunto es más grave.

Mantener la bandeja de entrada de correo limpia es importantísimo. Lo ideal es enviar todos los correos basura a la carpeta spam o correo basura, para que no perdamos tiempo leyendo títulos que no nos interesen.

La mayoría de las aplicaciones de correo electrónico permiten crear carpetas donde podemos asociar los remitentes que nos interesan. Por ejemplo, se puede crear una carpeta que diga “trabajo” y allí enviar todos los correos que sean afines al trabajo.

Hacer esto permite filtrar la información que realmente necesitamos ver, y nos da la opción de sólo consultar lo que queramos en un momento determinado.

Una bandeja de entrada limpia, y las cuentas de correos organizadas con sus determinadas carpetas nos permite ganar más tiempo, y despeja nuestra mente de información que no nos sea útil.

 

  1. Apps en el celular

 

El Smartphone probablemente sea uno de los dispositivos electrónicos que más utilizamos en forma diaria. Al igual que en la computadora, mantener un orden en el teléfono es esencial.

Tanto en celulares Android y iOS podemos organizar los iconos de las aplicaciones. Suelo dejar en la pantalla principal los accesos a aplicaciones más usadas, para que cuando requiera acceder no tenga que estar indagando entre todo el menú. También podemos crear carpetas donde contenga las apps específicas (ejemplo: carpeta Redes Sociales), para despejar aún más la pantalla principal.

Las apps que hayamos instalado en algún momento y no le demos uso les recomiendo que las eliminen, solo dejar lo esencial para que el teléfono posea lo que realmente aporte valor en nuestra vida.

Cabe destacar que, si eliminamos las apps innecesarias, la memoria de almacenamiento estará más liberada y el teléfono puede funcionar de una forma más óptima.

 

  1. Resguardo de información

 

Documentos, fotos, videos, música, todo esto puede tener un valor elevado en nuestras posesiones, y por ello hay que tener una estrategia de resguardo.

Yo utilizo un disco duro externo para hacer copias de seguridad de mi información, y también un servicio de almacenamiento online que me permite acceder a los archivos más importantes desde cualquier lugar.

Si los documentos que poseen no son muy pesados, les recomiendo usar algún servicio de almacenamiento en la nube tales como Dropbox, iCloud, OneDrive, o Drive de Google. Todos ellos tienen apps que se instalan en las computadoras, Smartphone o Tabletas, y permiten acceder a archivos personales estando conectados a internet o sin estarlo.

La capacidad depende de nuestras necesidades, todos ofrecen un mínimo gratuito, pero si desean más espacio, por una cuota mensual se puede ampliar el espacio de almacenamiento.

Estas aplicaciones o los discos externos van a evitarnos dolores de cabeza futuros si nuestra información se ve afectada por algún motivo.

A todo el mundo le recomiendo que sea cuidadoso con su información personal, y esta es una manera excelente de evitar pérdidas indeseadas.

 

  1. Organizar las contraseñas

 

Utilizamos decenas de contraseñas, tanto para cada sitio, aplicación, servicio, bancos, etc. Es de suma importancia que las contraseñas no se repitan.

Sé que es más cómodo usar una igual para todos los servicios, pero esto representa una vulnerabilidad muy grande si alguien quiere acceder a nuestros datos.

Lo ideal es usar contraseñas que posean números, mayúsculas, minúsculas, caracteres y no tengan relación con información personal (nombre, apellido, fechas de nacimientos, número de documento, etc).

Hay un sitio web que les recomiendo: HowSecureIsMyPassword. Allí podrán colocar su contraseña y averiguar qué tan segura es, nos dará un estimativo de lo que demorara una PC en poder descifrarla.

Ahora bien, recordar todas nuestras claves es prácticamente imposible, es mucha información para retener, por eso lo ideal es tener un gestor de contraseñas. Si quieren una app segura para ello les recomiendo KeePass y aquí podrán encontrar información de cómo utilizarla.

También se pueden anotar en un papel que pase desapercibido para todo el mundo. No necesariamente tiene que decir el nombre de los servicios que corresponda cada una, por ejemplo, para Facebook se puede anotar una F y al lado la contraseña, el banco puede ser BG (Banco Galicia) y al lado la contraseña. Todo esto seguido para que la relación de asociación sea mínima.

Ejemplo: F 34casA-35# BG 34casA-36# (fíjense que use una muy parecida tanto para Facebook y Banco Galicia, y cambié el número final para diferenciarlas, les recomiendo que hagan esto para asociar el número final a cada sitio y de esa manera que sea más sencilla recordarla o asociarla a la hora de leerla).

Es importante hacer el cambio de contraseñas una vez cada dos meses. Si es menor el tiempo mejor. Dedicarnos un tiempo a gestionarlas es muy importante, porque es la manera de resguardar nuestra información de posibles ataques indeseados.

La información juega un papel importante en nuestras vidas. Minimizar riesgos, simplificar el uso y organizar los datos es lo ideal para que nuestras mentes se despejen de dudas, posibles problemas y exceso de información indeseada por contaminación visual.

Espero que esta información te haya sido útil, y si tienes dudas, sugerencias, o alguna técnica de orden diferente de esta lista, déjame tus comentarios abajo 😉

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *